Capital de trabajo

El capital de trabajo (también conocido como fondo de maniobra) es la diferencia entre los activos corrientes de una empresa (efectivo, cuentas por cobrar, inventarios, materias primas, etc.) y sus pasivos corrientes (facturas por pagar).

El capital circulante es una medida de liquidez que es utilizado en una empresa restando los activos y los pasivos corrientes.

En muchos casos, estos cálculos suelen ser iguales y se derivan del efectivo de la empresa, más las cuentas por cobrar, más las existencias, menos las cuentas por pagar y menos los gastos acumulados.

Índice

    Formula

    Para calcular el fondo de maniobra la formula a utilizar es:

    Activo corriente – pasivo corriente.

    Interpretación

    El capital de trabajo es un ratio financiero, por lo tanto, nos indica la eficiencia operativa y la salud financiera de una empresa a corto plazo. Si una empresa tiene un capital de explotación positivo sustancial, entonces debería tener el potencial de invertir y crecer. Si el activo circulante de una empresa no supera su pasivo circulante, entonces puede tener problemas para crecer o para pagar a sus acreedores, o incluso puede quebrar.

    Importancia

    El capital de trabajo es importante porque es necesario para que las empresas sigan siendo solventes. En teoría, un negocio podría quebrar aunque sea rentable. Después de todo, una empresa no puede depender de los beneficios contables para pagar sus cuentas, esas cuentas deben ser pagadas en efectivo fácilmente en la mano.

    Para ilustrarlo, consideremos el caso de una empresa que ha acumulado 1 millón de dólares en efectivo debido a las ganancias retenidas de sus años anteriores. Si la empresa invirtiera todo el millón de dólares de una sola vez, podría encontrarse con un activo corriente insuficiente para pagar sus pasivos corrientes.

    Te puede interesar:

    Citar contenido:
    Enciclopedia Contable. (2021). Capital de trabajo. https://enciclopediacontable.com/capital-de-trabajo/.
    Subir