Partida Doble

La partida doble (también conocida como doble entrada), es un concepto que establece que toda transacción financiera tiene efectos iguales y opuestos en al menos dos cuentas diferentes. Es utilizado para cumplir la ecuación contable:

Activos = Pasivos + Patrimonio

Con un sistema de doble entrada, los créditos se compensan con débitos en un libro mayor o una cuenta T.

Índice

    Fundamentos de la partida doble

    En el sistema de doble entrada, las operaciones son registradas en términos de débitos y créditos. Un débito en una cuenta compensa un crédito en otra, la suma de todos los débitos debe ser igual a la suma de todos los créditos.

    Principios

    Dentro de los principios de la partida doble, los más conocidos son:

    • no hay deudor sin acreedor, ni acreedor sin deudor;
    • el que recibe es deudor y el que entrega es acreedor. Todo lo que se recibe se debita y lo que se entrega se acredita;
    • el total del Debe (débitos) debe ser igual al total del Haber (créditos);
    • las pérdidas se debitan y las ganancias se acreditan.

    Ejemplos

    Cuando se realiza la compra de mercadería, ingresa en el debe la mercadería y se registra en el haber la salida de dinero.

    Cuando se vende un producto, se registra en el haber la salida de la mercadería y en el debe ingresa el efectivo.

    El pago del alquiler de una oficina, se paga por el haber y sale la cuenta cancelada por el debe.

    Importancia

    El sistema de partida doble de la contabilidad normaliza el proceso contable y mejora la exactitud de los estados financieros preparados, lo que permite una mejor detección de los errores.

    Citar contenido:
    Enciclopedia Contable. (2021). Partida Doble. https://enciclopediacontable.com/partida-doble/.
    Subir